17 ene. 2014

La Alhambra luce majestuosa en la serie 'Isabel'

La Alhambra luce majestuosa en la serie 'Isabel'

En el pasado capítulo 18 de la existosa serie de TVE aparecen las primeras secuencias del reino nazarí grabadas en el mes de abril

 

Los turistas fotografían a los actores en la Alhambra el pasado 23 de abril. :: RAMÓN L. PÉREZ

Isabel de Solís, nerviosa y aterrada, intenta quitarse la vida con un cuchillo árabe que le ha dado una doncella de Aixa, cuando Muley Hacén entra en su alcoba. Él se desnuda el pecho y le dice que lo mate; pero al final la cristiana cae rendida a los profundos ojos azabache del sultán. Y, entonces, la besa apasionadamente. Su esposa, Aixa, observa la escena escondida tras las celosías. Con lágrimas en los ojos y enloquecida por los celos sale corriendo. Y con toda la rabia contenida, se desahoga en el suelo del patio de los Arrayanes, gritando un sinfín de “noes”, rota de dolor.

La espectacular secuencia de la sombra de Aixa, en el suelo, junto a la alberca del Patio de los Arrayanes, de noche, iluminado con luces tenues, es la más dramática del capítulo 18 de la serie de televisión española 'Isabel'. No solo sobrecoge y conmueve por el derroche interpretativo de la actiz Alicia Borrachero sino por el cuidado y conseguido plano que confiere aún más magnetismo y hechizo a este emblemático lugar de la Alhambra.

Pero no solo aparece realzada la belleza del Patio de Comares, también en una secuencia anterior, se ve majestuosa una de las torres de la Alhambra en el traslado de Isabel de Solís -la actriz Nani Jiménez- de los calabozos a la alcoba. Y a Beltrán de la Cueva -papel interpretado por William Miller- escoltado por guerreros nazaríes (jóvenes figurantes granadinos) como recorre el espectacular Patio de los Leones para llevarle en persona a Muley Hacén -el actor Roberto Enríquez- el mensaje de los Reyes Católicos: “le exigen la liberación de su súbdita Isabel de Solís a la que tenéis cautiva”. Ante la atenta mirada de su hijo heredero, Boabdil y de su celosa madre, Aixa.

Estos exteriores se grabaron en abril en la Alhambra por el equipo dirigido por Jordi Frades de la productora Diagonal TV. Las tomas se hicieron por la tarde en el Patio de los Leones y el Patio de Arrayanes para no interferir en el horario de visitas del monumento. Los interiores que salen en el capítulo son decorados de la productora.

El rodaje de la serie causó aquellos días mucho revuelo entre los turistas de la Alhambra, que no pararon de fotografiarse con los protagonistas y los figurantes ataviados con las llamativas vestimentas de la época. Todos los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia, por eso muchos granadinos seguidores de la serie esperaban expectantes la emisión de la segunda temporada para poder ver el resultado final.

El capítulo 18, emitido el pasado lunes, fue el programa más visto del día con 3.758.000 espectadores. En los siguientes episodios (19, 20 y 21) también se podrán descubrir los misterios y traiciones de la corte nazarí y comprobar como la Alhambra vuelve a lucir majestuosa.